Carolina Rodríguez ya compitió en la primera fase de la Liga Iberdrola en Valladolid.

La gimnasta leonesa regresa a los tapices para competir en la semifinal de la Liga Iberdrola y paliar las ausencias del club leonés

No estaba previsto. De hecho llevaba sin pisar un tapiz desde que el inicio de la pandemia cambió las costumbres de medio mundo, pero Carolina Rodríguez siempre está lista para lo que le pida el Club Ritmo. Los problemas en forma de ausencias que han obligado a Ruth Fernández a recomponer el equipo y la gimnasta más longeva de la historia volvió a vestir su malla para preparar en tres días un montaje de manos libres con el que estará este sábado 21 de noviembre sobre el tapiz en el Colonial de Valencia, para ayudar al Ritmo a clasificarse para la final de una competición en la que las leonesas han triunfado en las tres ediciones que se han celebrado hasta la fecha.

Los planes iniciales del Club Ritmo eran alinear a Paula Serrano en cinta y manos libres, Sol Martínez en cuerda y pelota y María Añó en aro y mazas. Un plantel de lujo con tres internacionales que ha tenido que cambiar casi completamente a un equipo que estará liderado por Paula Serrano –hará en Valencia aro, pelota y cinta- y que completarán  Carolina Rodríguez, compitiendo en manos libres a sus 34 años, y Sandra García, actual subcampeona de España infantil, que a sus 14 años –cuando ella nació Carolina hacía ya dos años que había logrado su primer diploma olímpico- competirá en cuerda y mazas y será la primera vez que actúe en la Liga Iberdrola. El gesto de Carolina Rodríguez, además, permitirá a Paula Serrano actuar en la fase final ya que no tendrá que completar el cupo máximo de ejercicios que una gimnasta puede hacer en el conjunto de las tres fases.

El cambio de planes del Club Ritmo a cinco días de la disputa de la competición llega impuesto por motivos ajenos a su voluntad, pero que les obliga a prescindir de María Añó y Sol Martínez, como explican desde el club leonés. “Es duro para un deportista que por motivos de enfermedad no pueda ir a demostrar su trabajo, pero es más duro todavía tener que tomar esta decisión aun estando sanos y con una PCR negativa por motivos de seguridad y protocolos”.

El reto de las leonesas es clasificarse para la final por el título que se disputará en el mes de enero y en la que estarán los cinco mejores clubes de esta fase que acogerá Valencia.

Sandra García competirá por primera vez con el equipo sénior del Club Ritmo en la Liga Iberdrola.
Carolina regresa al rescate del Club Ritmo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.